Download Free Premium Joomla 3 Templates • FREE High-quality Joomla! Designs BIGtheme.net

«Papá, ¿hacia acá o hacia allá?»

Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba con la rutina. Es letal (Paulo Coelho).
3 agosto, 2016
Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otro,… Vive tu propia vida. Todo lo demás es secundario. (Steve Jobs).
10 agosto, 2016

«Papá, ¿hacia acá o hacia allá?»

Desde hace años dedico gran parte de mi vida a investigar y profundizar en la creatividad. Tengo la suerte de dormir muy poco y aprovechar las últimas horas de la noche antes de que llegue la madrugada para comenzar mi relación diaria con ella, a eso de las cinco. Pese a ello, o tal vez gracias a ello, el otro día mi hija pequeña con solo cuatro años me dio una lección magistral en materia de creatividad.

Estaba preparándome un café cuando la niña tomó una cucharilla llena de azúcar y antes de introducirla en la taza me dijo mirándome segura a los ojos: «Papá, ¿hacia acá o hacia allá?» en un intento de saber cómo debía realizar los giros en su interior para remover el azúcar. Cuando lo normal se convierte en llamativamente extraño las ideas descubren un escenario hacia nuevos retos, cuando no damos nada por sentado multiplicamos nuestra capacidad de ofertar soluciones únicas en el mercado, cuando mantenemos una actitud de asombro la inspiración está muy cerca, cuando cuestionamos el estatus quo con la simplicidad de un niño avanzamos en la diferenciación.

Estoy convencido que mi hija tiene más opciones que yo de avanzar en más y «alocadas» preguntas y con ello adentrarse en un universo único de oportunidades a las que la creatividad busca dar un encaje productivo en términos empresariales. Tal vez su siguiente pregunta le llevase a mirar el mundo de otra manera y, por ejemplo, descubrir como asegura Craig Woese que en una quinta parte del volumen de agua de mar contenido en una cucharilla de café hay un millón de bacterias (y diez millones de virus). Yo jamás lo hubiera imaginado.

 

1)    Piensa en términos de «mercado de hábitos». Olvídate del producto que ofreces o del servicio que prestas, es un tema menor. Tu finalidad como empresario es que tu solución se convierta en la satisfacción total de un hábito para una amplia comunidad de clientes. Conquistar un hábito concreto de un solo minuto en el periodo de un año entero es suficiente para convertir tu negocio en algo único. Eres ante todo comerciante de hábitos, no lo olvides.

2)    Convierte tu creatividad en capital creativo. La creatividad no es el dispensador de agua de nuestra oficina al que acudimos cuando tenemos sed. Nos jugamos mucho. El progreso requiere para avanzar que se niegue el presente convirtiéndole más pronto o más tarde en falacia y ni tu negocio ni el mío escaparán de este cruel destino. Si dispones de un capital creativo sólido serás capaz de gestionar correctamente el cambio y alzarte sobre él.

3)    1.500 personas perecieron porque el Titanic hizo lo que debía. La norma naviera de aquella época afirmaba que en noches despejadas y con icebergs se debía mantener el rumbo y confiar ciegamente en la capacidad visual de los vigías. Nada malo había ocurrido hasta esa fatídica fecha. Anímate a romper esquemas. Nadie te garantiza que lo «normal» es lo correcto. Piensa en el pavo agradecido con quien le da de comer a diario y que ignora la cena de navidad.

4)    «Hospitalízate»: Mantente permanentemente en estado de observación. La creatividad tiene un 90% de adecuada observación y un 10% de original conexión. Emplea múltiples perspectivas para observar, toma abundantes notas, domina tu campo como nadie, tortura los datos, intoxícate con personas diferentes a ti, prueba y experimenta una y otra vez y todo ello a diario. La genialidad te llega siempre agotada.

5)    Trabaja el detalle como si te fuera la vida en ello. Insiste en el axioma de que nada es perfecto. Cuando focalizas tu visión en lo concreto ves adecuadamente los errores pero también los pequeños brotes verdes. Estar sobre la pista de un detalle perfectamente trabajado activa el ingenio y coloca a la creatividad en la senda de las oportunidades. El cuidado de los detalles es la esencia de una solución sólida y competitiva.

6)    No recorras el camino solo. Los grupos de personas enriquecen el estilo propio creativo. La creatividad como habilidad del individuo requiere su tiempo de enriquecedor entrenamiento personal pero lo mejor de sí, como ocurre en los deportes colectivos y las grandes estrellas, se genera en equipo. Si quieres que tu empresa se distinga por la productividad de su capital creativo apuesta por un entorno de creativos colaborativos.

7)    Atento a dónde estás jugando. Once millones de bits de información llegan al cerebro por segundo, solo procesamos entre dieciséis y cincuenta. Alrededor del 95% de los pensamientos, de las emociones y del aprendizaje se produce en la mente inconsciente sin darnos cuenta de ello. Has de aprender a dirigir las preguntas más allá de lo que tienes delante de los ojos: allí están las oportunidades que debidamente tratadas harán irrepetible tu solución.

8)    Que la creatividad no ahogue el sentido común. Innovación, tecnología, creatividad… sí, pero después del sentido común. No crees ídolos a los que tu negocio adore ciegamente. El instrumento jamás puede desterrar un hilo de sensatez. He visto a numerosas empresas salir de puerto siguiendo el rumbo de un capitán que se amarró a un timón sin detenerse a contemplar las estrellas y sentir la brisa del mar. Todas embarrancaron.

9)    Hazlo sencillo y después, aún más sencillo. Obsesiónate por la simplicidad. Decía Charles Mingus que «complicar lo sencillo lo puede hacer cualquiera; pero hacer que lo complicado sea sencillo, tremendamente sencillo, eso es creatividad». El lenguaje que todo cliente sabe interpretar es la sencillez; el lenguaje universal que llama la atención, conquista y fideliza es la simplicidad. Liga el foco de tu negocio a la sencillez y tendrás el éxito garantizado.

10) No obligues a un cliente a que espere de ti lo que quiere. Nunca valoraremos suficientemente la importancia del roll social de un empresario. Si éste ofrece soluciones mediocres estará limitando drásticamente el crecimiento y el progreso de la sociedad. Adelántate a tu cliente, ofrécele más de lo que espera. Sé creativo y responsable. Parte del hecho de que el cliente cree saber lo que quiere y nada más, y que solo tú puedes elevarle a un nivel superior.

 

Artículo. XV ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN CEFORCOM (ECUADOR). «500 Consejos para emprendedores. «CREATIVIDAD». 500 Ideas para emprendedores.

 

 

 

Deja una respuesta