Previous
Next

Nunca volvemos a recuperar el tiempo perdido (Benjamin Franklin)